Jaén Paraíso Interior FS 3 – 2 UMA Antequera

Nueva victoria in extremis del Jaén Paraíso Interior FS en una Salobreja que se llenó a reventar, a pesar de ser pretemporada, para ver un encuentro que fue digno de Primera División.

Como si de la primera jornada de liga se tratase, ambos conjunto saltaron a la pista con una intensidad impropia de los encuentros de pretemporada. Los primeros compases del juego fueron interrumpidos una y otra vez por la presión de los rivales. Pese a que la igualdad fue la tónica dominante en los 20 minutos iniciales, no tardó el cuadro de Dani Rodríguez en asumir la responsabilidad de la creación de juego y en demostrar que su estilo es el de sacar la pelota jugada y el de generar peligro a través de la asociación.

Pese a ello las primeras ocasiones para uno y otro equipo llegaron a través del disparo de media distancia, faceta en la que estuvieron muy acertados tanto Iker como Conejo, los cancerberos de ambas escuadras, por lo que se llegó al ecuador de la primera mitad sin goles.

Pero fue pasar esa línea imaginaria en el cronómetro y se rompió el choque hubo más descaro en los locales que disfrutaron de una Salobreja a reventar, con aspecto de competición, y al final ese atrevimiento les acabó dando la ventaja en el marcador. Y eso que se adelantaron primero los malacitanos. En una secuencia de robos por parte de uno y otro equipo, en la que Alan Brandi se dejó el alma, el balón quiso por capricho propio acabar en los pies de Miguel Fernández, que solo tuvo que empujarla para batir a Iker que no pudo hacer nada.

La reacción jienense no se hizo esperar. La estrategia estaba siendo una de las principales armas de los amarillos y a través de ella Alan encontró la forma de transformar el pase medido de Mauricio en un misil que supuso el empate. Estaba generando mucho el Jaén Paraíso Interior FS y fruto de ello se cargó de faltas un conjunto malacitano que lo acabó pagando. A dos minutos para el final del primer tiempo consiguió Mauricio anotar gracias a una sexta falta al borde del área que fue prácticamente como un penalti.

Ya en la segunda mitad, se empezó a notar sobremanera el enorme calor que hizo en el pabellón y el ritmo de juego descendió considerablemente. Tuvo controlado el juego al menos el conjunto jienense en los primeros diez minutos de segunda mitad, sin que trascendiesen más que largas posesiones por parte del Dani Rodríguez y los suyos, pero una  vez rebasado el ecuador de la segunda parte enseñó sus uñas el UMA Antequera. Lo hizo primero en una jugada en la que poste salvó a Espíndola y justo después con el tanto del empate que consiguió Nano en un envió cruzado cuando había ganado el carril de la derecha.

Dejó algo noqueado este gol al Jaén Paraíso Interior FS pero si algo ha demostrado este equipo es que no sabe lo que es la rendición. Poco a poco fue ganando de nuevo el protagonismo que había perdido en la segunda mitad y el asedio fue siendo mayor. Aguantaba bien las intentonas amarillas el cuadro malacitano que con el paso de los minutos fue creyendo que sacaría un empate de la Salobreja pero los finales de infarto con habituales en la capital del Santo Reino.

A tres minutos para el final apostó Dani Rodríguez por el portero-jugador para llevarse la victoria pero no llegaría esta a través de esta vía. Culminaron las jugadas de cinco hasta en un par de ocasiones los locales pero sin éxito de cara a portería y respondió con portero-jugador también el UMA Antequera. A ocho segundos para el final llegó la quinta falta visitante y el partido parecía muerto, pero a Mauricio le sobraron cuatro para atravesar la pista, hacer una pared con Alan, ganar de nuevo el centro y reventar el balón arriba. La Salobreja ya ha tenido su primer final apoteósico, y eso que no ha empezado la temporada.