Tiene 19 años y el pasado sábado entró por primera vez en una convocatoria con el primer equipo del Jaén Paraíso Interior FS, que tras un resultado favorable al conjunto amarillo, el entrenador Daniel Rodríguez le hizo debutar a falta de menos de un minuto para la finalización del partido. Aitor salió y puso el 1-5 en el marcador tras un medio pase de Boyis. Sin duda el debut soñado de un jugador.

El joven jugador ha sido la sensación de los principales medios de comunicación jiennenses durante este fin de semana, que se han interesado por esta gran promesa del futsal provincial con enorme calidad y proyección. En declaraciones a los medios de comunicación, Aitor aseguró que «tanto por la mañana, cuando tras el entrenamiento Dani Rodríguez me comunicó que entraba en la lista, como en la recta final del choque, momento en el que el técnico me dijo que me quitara el peto, que iba a jugar estaba muy nervioso. Me temblaban las piernas y me sudaban las manos, pensaba que lo iba hacer mal».

abrazojoselopezaaitor

Tras finalizar el partido, jugadores, cuerpo técnico y directivos felicitaron a Aitor y lo reconocía así «cuando terminó el partido, todos los compañeros fueron a abrazarme. Me repetían que me lo merecía, que había puesto mucho de mi parte para llegar hasta aquí e incluso el presidente me dijo que les había traído la suerte que tanto les había faltado esta temporada. Estaba pletórico».

Aitor es de Bedmar, pueblo de gran tradición al fútbol sala y en el cual los bedmarenses pudieron disfrutar del partido ante la UMA Antequera ya que fue retransmitido en directo por Teledeporte. Según reconoce el jugador toda su familia estaba emocionada y todo su pueblo se paralizó para ver su posible debut: «lo estaban viendo en Bedmar, todo el mundo. Mi madre lloró cuando marqué. Mi padre y mi abuelo también se emocionaron en casa».

Por último, Aitor tiene muy claro que quiere seguir trabajando duro para seguir creciendo como jugador: «tengo los pies en el suelo, no me creo nada, pero todo esfuerzo tiene su recompensa, y este lo pondré yo. Ha sido una experiencia que nunca olvidaré, seguiré igual que antes dándolo todo y luchando por un sueño. Cuando Dani Rodriguez me llama entreno con el primer equipo. Es un sueño, por la velocidad del juego y por la calidad de toda la plantilla. Se crece como jugador y se aprende mucho de todos ellos», finalizó.