No pudo ser. El Jaén cayó de la manera más injusta de su torneo, la Copa de España. Tras una excelente demostración de garra y juego, un gol a falta de 25 segundos de Catela se llevó por delante todo el trabajo de los de Dani Rodríguez, que fue mucho.

El partido comenzó con mucho respeto por parte de ambos equipos, aunque los primeros acercamientos cayeron del lado jiennense. La primera ocasión clara fue para Míchel, que con un pase a la espalda de la zaga se quedó solo ante Edu, que sacó el mano a mano como todo durante el partido. Esta jugada se repetiría posteriormente, aunque en esa ocasión fue el larguero el que privó del gol al jiennense. No solo estas fueron las ocasiones con las que contó el Jaén, ya que también se tuvo que emplear a fondo el guardameta luso para sacar un tiro muy cercano de Dani Martín, cuando todo parecía indicar que acabaría en gol.

Viña Albali Valdepeñas también tuvo acercamientos peligrosos, sobre todo en las botas de Cainán que probó su fuerte disparo en numerosas ocasiones, encontrándose también con Fabio. Al final de la primera parte hubo ciertos nervios ya que ambos equipos contaban con cinco faltas, aunque ninguno llegó a cometer la sexta. Los amarillos se fueron al descanso siendo superiores a su rival, aunque con el marcador equilibrado. Era el momento de dar la puntilla.

La segunda parte empezó igual que la primera, con respeto por parte de ambos equipos y el juego algo trabado. Cuando se cumplieron 10 minutos el Jaén volvió a imponerse, contando con ocasiones claras como el mano a mano de Piqueras o el remate de Carlitos abajo que sacó Edu. La mejor de la segunda mitad la tuvo Carlitos, que provocó un doble penalti él mismo. Sin embargo, su tiro también lo sacó Edu que estuvo imperial durante todo el encuentro.

Cuando todo parecía decantado para irse a la prórroga, una pérdida de Míchel hizo que tuviera que hacer una falta peligrosa. Fue en ese momento cuando Catela se sacó un potente derechazo que encontró la red a falta de 25 segundos. Sin tiempo apenas, Míchel sacó un trallazo que se marchó lamiendo la escuadra, pero era demasiado tarde. El Jaén caía eliminado.