O Parrulo Ferrol 3 – 3 Jaén Paraíso Interior FS

Empate sufrido y valioso de nuestro equipo que tuvo que enfrentarse al O Parrulo Ferrol y a una penosa actuación arbitral.

No hay partido fácil en la mejor liga del mundo y el que transcurrió en A Malata no fue una excepción. Salieron ambos equipos con el cuchillo entre los dientes y no tardaron los porteros en tener trabajo. Fue el cuadro amarillo el que empezó mejor plantado sobre el parquet gallego y fruto de ello se adelantó en el marcador. No renunciaron los jienenses a su salida de balón a pesar de la presión ejercida por los locales y en uno de los balones sacados con maestría Mauricio se plantó solo ante Chemi. Correspondió el brasileño a la jugada con un balón picado con la zurda que acabó entrando en la portería gallega.

Las ocasiones no llegaban en abundancia por culpa de la intensidad que ambos equipos impusieron en la pista y el disparo de media distancia fue la única vía a través de la cual se incomodaron mutuamente. Más lo hizo un O Parrulo Ferrol que, a pesar de tener en contra la buenísima actuación de Iker, logró empatar en un balón que Mauricio perdió frente a la frontal de su portería. Pasó unos minutos de agobio la escuadra jienense pero logró reponerse y volver a meter en su campo a los gallegos.

Carlitos ejerció de jefe de operaciones y Chemi tuvo que intervenir con mérito en unas cuantas llegadas que hicieron que el partido se fuese al descanso con el empate pero con la sensación de que Jaén volvía a estar por encima.

La segunda parte fue muy similar, solo que tuvo el cuadro jaenero que recurrir la épica para hacerse con un punto de oro. Pese a que el partido se jugaba al ritmo que marcaban Dani Rodríguez y los suyos, los ferrolanos aprovecharon un fallo atrás de marcaje de Dani Martín para ponerse por delante y permitirles encerrarse frente a su portería. No conseguía generar la profundidad necesaria para generar peligro el cuadro de Dani Rodríguez pero es que tampoco le dejaron.

La actuación arbitral de Gómez García y Múñez Carpintero fue un esperpento y cargó de faltas a un Jaén Paraíso Interio FS que a pesar de no hacer nada para sufrir un doble penalti lo acabó sufriendo. Con el portero-jugador amarillo ya en pista, y a falta de cuatro para el final, Chemi se lanzó a por un jugador jienense y ante la presión del público los colegiados señalaron los diez metros. Antes de que Attas transformase, ya habían pasado por alto una cesión clarísima de los ferrolanos y habían instaurado un criterio en las faltas que fue siempre contra nuestro equipo.

Claro que los nuestros no entienden de excusas y se pusieron mano a la obra. Faltaban dos minutos cuando Carlitos logró empujar una buenísima jugada de cinco desde el corazón del área y solo 30 segundos cuando Mauricio enmendó el error del primer tanto consiguiendo un gol que supone, virtualmente, la clasificación para la Copa de España.

 

Foto de Hugo Nidáguila