Atlético Carranque 5-2 Jaén Paraíso Interior FS B

No pudo puntuar el Jaén Paraíso Interior B en casa del líder que, con esta victoria, se coronó como campeón de liga. Los malagueños fraguaron si victoria en una imponente primera mitad cargada de oficio y puntería.

Los primeros cuatro minutos fueron de poder a poder, si bien el Atlético Carranque consiguió por momentos meter al filial amarillo en su propia cancha y de la que encontraba dificultades para salir y llegar a las proximidades del meta carranqueño. Un robo local en zona alta desencadenó una falta al borde del área que significaría el primer tanto del partido.

El segundo tanto llegaría tres minutos después, con el conjunto amarillo volcado para hacer el empate, un robo de balón en una estrategia dejaría a dos atacantes blancos mano a mano ante Fernando, que nada pudo hacer para evitar el 2 a 0. Con este resultado el partido se igualaría en fuerzas y el Jaén Paraíso Interior B daría un paso al frente, confirmado con un trallazo de Jony que recortaría diferencias.

Pero antes del descanso el Atlético Carranque daría dos mazazos más, decisivos para el desenlace del partido, con dos individualidades. Con 4 a 1, un partido con alternativas en el juego y ambos porteros evitando que el rival consiguiera algún gol más se llegó al descanso.

La segunda mitad empezaría con un enérgico filial amarillo con muchas ganas de revertir la situación. Un disparo cruzado de Lillo al minuto de la reanudación contaría con la ayuda de un defensor para establecer el 4-2. Ahí tendrían los jiennenses sus mejores minutos ante un Carranque que por primera vez en el partido se mostraba nervioso y que optaba por intentar tirar de veteranía para sacar del partido a su rival.

Fueron varias las ocasiones que se sucederían para que el Jaén Paraíso Interior B anotara el tercero y pusiera de nuevo las espadas en todo lo alto. Pero los minutos pasaban y el gol no llegaba. Sí llegó el 5 a 2 definitivo a falta de siete minutos en un contragolpe carranqueño, no podía llegar de otra manera. Los minutos finales fue un quiero y no puedo del equipo amarillo, que no dio por perdido el partido en ningún momento, intentándolo incluso con portero-jugador. Sin embargo, el marcador no sufriría alteración alguna y los puntos se quedarían en tierras malagueñas para hacer campeones a los locales, que vivieron su fiesta particular ante un pabellón repleto.

El Jaén Paraíso Interior B jugará su próxima semana en quince días, recibiendo en casa a Torremolinos. Primera de las tres finales que tiene nuestro filial para pelear hasta el final la segunda plaza a la que opta en esta gran temporada.