Este sábado a las 17:00 nuestro equipo disputará la vigésimo octava jornada de liga pero no será un partido más. Visitamos al Movistar Inter para reeditar la final de la Copa de España en un partido que se televisará Teledeporte y en el que los de Dani Rodríguez tienen la misión de tratar de mantener la cuarta posición de la tabla clasificatoria. El enfrentamiento ante el que está considerado el mejor equipo del mundo no es moco de pavo y menos aun si este tiene en el choque la oportunidad de certificar matemáticamente que por quinto año consecutivo será campeón de la fase regular. Nuestro entrenador analizó así el partido:

Precedente cercano…

Tras una semana atípica y diferente a cuanto entrenamientos, pero histórica para nosotros con al clasificación para la final de la Copa del Rey, mañana visitamos la pista del líder. Un partido marcado quizás por el reciente enfrentamiento de la final de la Copa de España y que habrá que afrontar con la misma disposición.

Máxima concentración…

Nuestra idea principal mas allá de los tres puntos que haya en juego es la de hacer un buen encuentro y competir, y para ello esta claro que tendremos que estar muy acertados en todas las facetas del juego, ya que si queremos tener alguna opción en el partido hay que hacer antes muchísimas cosas bien ya que Inter en cualquier momento si no estás acertado puede resolver el partido en un abrir y cerrar de ojos. Por tanto nuestra principal preocupación debe ser estar concentrados en hacer lo que toque en cada momento, sabiendo que nos tocará sufrir pero siendo fieles a lo que somos y no renunciar a nada de lo que nos pueda proporcionar el partido.

Rival exigente…

A nivel táctico pues ya poco hay que hablar del archiconocido Inter, un equipo de muchísima calidad en todos sus jugadores, con un  juego de cuatro muy fluido, aunque en las ultimas jornadas esta potenciando el ataque con pívot ya que posee a dos jugadores de referencia como Solano y Elisandro, lo que condiciona cualquier tipo de defensa, y con mucho peligro en el estrategia debido al nivel de sus sacadores. Por tanto es partido de esos en los que más que pensar en los tres puntos debemos pensar en hacer las cosas bien.