Plásticos Romero Cartagena 2-5 Jaén Paraíso Interior FS

El Jaén Paraíso Interior FS inició su andadura con una victoria por 2 a 5 ante el Plásticos Romero Cartagena. A pesar de lo que dice el resultado, no fue un partido fácil que no se resolvió hasta los últimos segundos del encuentro. Por segundo año consecutivo el Jaén Paraíso Interior FS y su marea amarilla volverá a disfrutar de una nueva semifinal de la Copa de España.

El partido comenzó con aire de eliminatoria pura y dura. Mucho respeto entre los dos conjuntos y minutos de tanteo, evitando asumir excesivos riesgos. La primera gran ocasión del partido la tuvieron los de Cartagena, con una recuperación en una jugada a balón parado a Alan, que era el último hombre, y José Carlos encaró a un Dídac que mantuvo su posición y provocó que el atacante tuviera que encararse y no pudiera rematar. Mostradas las cartas el Jaén respondió con un remate a un balón suelto en el área de Bingyoba y en el rechace Giasson no pudo superar a Raúl. En la siguiente jugada Campoy recuperaría arriba nuevamente y delante de Raúl intentaría una vaselina que se iría a córner. Tras estas respuestas del Jaén, el partido se cerró aun más, y las ocasiones fueron muy contadas.

En el ecuador de la primera parte el Cartagena mostraría su mayor baza ofensiva de todo el encuentro, que serían las jugadas a balón parado. Así llegarían algunas ocasiones con las voleas de los jugadores de blanco y naranja. Sin embargo, el partido se desequilibraría gracias a una jugada de malabaristas entre Chino, Mauricio y Alan. Chino recuperó el despeje de Raúl a su tiro y se la cedió a Mauricio, dejándole con solo un defensa en la portería. Sin embargo, el brasileño redondearía la jugada con una dejada a Alan Brandi que solo tuvo que empujar la pelota. Nos adelantábamos en el marcador, que parecía lo más difícil visto como se había desarrollado el partido.

El Cartagena, lejos de acobardarse, se vino arriba ante el gol y consiguió el gol del empate unos minutos más tarde gracias a una jugada a balón parado, que remataba Jesús de forma magistral bajo las piernas de Mauricio y Dídac. Con el 1-1 se marchó el encuentro al descanso, dejando las espaldas en todo lo alto para lo que vendría.

En la segunda parte se vio un partido completamente distinto, mucho más abierto y con ocasiones de ambas escuadras. Una contra en la que se volvía a ir Drahovsky solo ante Dídac, tal y como hiciera en la primera mitad José Carlos, era interceptado por Chino que barrió la bola desde el suelo. El despeje de Dídac al tiro de Ique se convertiría en una contra en la que el rechace al tiro de Mauricio no pudo empujarlo Chino, y la siguiente jugada se convirtió en un mano a mano de Burrito que no pudo anotar ante Raúl. El ritmo del partido crecía, al igual que las ocasiones, pero el marcador no se movía. Entonces Dani Rodríguez utilizó una rotación con la intención de avivar el avispero que estaba siendo el encuentro, juntando a Burrito, Dani Martín y Chino. En esos minutos Dani Martín se escaparía en un 2 contra 2 y recompensaría la apuesta de Dani Rodríguez con un magnífico quiebro y un tiro imparable que puso el 1-2 en el marcador. De nuevo el Cartagena apretaba después de encajar el gol, pero esta vez Campoy leyó perfectamente otra jugada a balón parado del Cartagena, que quería volver a volear, para recuperar e irse sólo ante Raúl. Antes de llegar a la portería se la cedería a Mauricio que con un sutil toque superaría la salida desesperada de Raúl. 1-3 y parecía todo a favor.

Con el 1-3 llegó una avalancha de ocasiones que parecía que podían dejar sentenciada la eliminatoria. A las ocasiones de Carlitos y Boyis le prosiguió un tiempo muerto de Juan Carlos Guillamón, que sabía que tenía que hacer algo o se le escapaba la eliminatoria. El tiempo muerto surtió efecto, y el Cartagena se apoderó del encuentro apoderado de las prisas por anotar. Una pérdida de Campoy en medio campo provocó una rápida contra que culminaría Juanpi. 2-3, 10 minutos por jugar y quinta falta para los nuestros. Cómo vemos, no hay partidos fáciles en la Copa de España. Con el gol de Juanpi se sucedieron las jugadas a balón parado para el Cartagena, que asediaban la meta de Dídac con tiros lejanos pero fortísimos. El Cartagena hacía mucho daño a balón parado, pero el Jaén resistía como el castillo que decora su escudo, que no es casualidad.

A falta de 5 minutos Juan Carlos Guillamón fue a por todas con el portero jugador. La primera jugada casi acaba en empate, cuando incomprensiblemente Drahovsky no pudo empujar un gran pase de Pelé. La suerte también cuenta en estos enfrentamientos. Nos salvábamos pero quedaban 4 minutos más de asedio. Chino, que había salido descontento con su actuación en la anterior rotación, quiso rehacerse y fue el jugador determinante en los últimos minutos. Campoy recuperó en medio campo y su tiro, que cantaron gol todos los seguidores desplazados, tocó en la madera por dentro. Sin embargo, Chino fue el más atento de la clase y llegó para empujarla. 2-4 y un minuto por disputarse. Llegaron las prisas y con portero jugador no son buenas consejeras. Chino volvió a recuperar y en la conducción decidió cederle el balón a Boyis. En una jugada parecida al primer gol, en vez de romperla, decidió cederla a Chino que anotó por toda la escuadra el 2-5 definitivo.

Con este partido estamos en semifinales, a la que llegamos por tercera vez en cuatro años, en la que nos enfrentaremos al ganador de la semifinal entre FC Barcelona y Ríos Renovables Zaragoza.