Nueva victoria fuera de casa del Jaén Paraíso Interior FS. Dos a set para un conjunto amarillo que conserva así la cuarta plaza de la tabla clasificatoria y sigue con la buena dinámica en liga.

No dio opción alguna nuestro equipo al Peñíscola Rehabmedic. Avisó Dani
Rodríguez en la declaraciones previas al partido de que los suyos debían ponerse el mono de trabajo si querían sacar un resultado positivo de tierras valencianas y vaya si lo hicieron. Desde el primer minuto de juego se pudo ver a un Jaén Paraíso Interior FS eficaz arriba y sólido en defensa. Intratable en líneas generales.

Se cargó de faltas en los primeros minutos el cuadro dirigido por Angulo intentando tapar las oleadas amarillas pero no tardaron los jienense en echar abajo la defensa local. Una buena jugada por la izquierda terminó con Carlitos a punto de rematar a bocajarro. Lo habría hecho el gaditano de no ser porque fue arrollado por jugador azulillo que provocó el penalti que Chino se encargó de transformar en el primer gol del choque.

Hubo entonces reacción Peñiscola a y cuajaron sus mejores minutos los valencianos, llegando incluso a empatar el partido Esteban. Pero no les duró mucho la alegría a unos futbolistas que ya no volverían a ver más el marcador en tablas.
Alan Brandi fue el que, a través de una jugada de estrategia elaborada desde el córner, consiguió asestar una nueva puñalada al conjunto adversario. Con esa mínima ventaja se marchó el partido al descanso pero, de nuevo con Alan cómo protagonista y de nuevo en un córner, llegó el tercero. Fue nada más arrancar los últimos 20 minutos y con el gol se desató un ciclón amarillo que ni el tiempo muerto peñiscolano fue capaz de frenar.

Asumió más riesgos Peñíscola con escaso acierto para sus intereses ya que Boyis, en un contragolpe excepcionalmente lanzado por Campoy, definió con maestría para poner tres goles de distancia con respecto a su anfitrión. Apuntaba la cosa a resultado abultado y Angulo decidió poner portero-jugador en pista cuando aún restaban más de trece minutos para que acabase el encuentro. Pese a intentarlo con diversas variantes los de Castellón, defendió a la perfección la escuadra amarilla y lejos de recortarse las distancias estas se vieron ampliadas.

Iago Rodríguez, muy a su pesar, fue el culpable de ello. En un nuevo saque de esquina (la pizarra de Rodríguez fue un dolor de muelas constante para los rivales) metió la pierna Iago anotando en propia puerta por debajo de las piernas de Molina.
Bajaron entonces los brazos los jugadores del Peñíscola, atacando más por obligación que por ambición y viendo cómo para más inri Carlitos se sacaba de la chistera un disparo antológico para hacer el luminoso uno más propio de un set de tenis.

Hubo minutos para Imanol que, pese a que efectuó un par de acciones de mérito, no pudo detener un doble penalti adelantado que Terry ejecutó tras la sexta falta jienense. No empañó sin embargo ese gol una nueva aparición espectacular del Jaén Paraíso Interior FS fuera de casa. Nuestro equipo está ya a solo dos puntos de igualar el mejor registro de puntos en una temporada en Primera División.