Con la Copa de España Comunidad de Madrid 2018 en el horizonte llega el encuentro de la jornada 24. Para nuestro club segundo enfrentamiento consecutivo lejos de la Salobreja y además visitando una cancha en la que aún no hemos conseguido puntuar tras nuestra vuelta a la máxima categoría: Palau Blaugrana. Cinco puntos de diferencia en la clasificación, victoria de Jaén en Pamplona y derrota del Barcelona en Cartagena, serán los ingredientes del partidazo de esta jornada.

Estas son las declaraciones previas de Daniel Rodríguez:

Segunda visita complicada en apenas una semana…


Tras la importantísima victoria cosechada en la jornada anterior ante el cuarto clasificado y en una pista que no se nos daba especialmente bien, visitamos una de las pistas que por estadísticas tampoco se nos da nada bien aunque creo que en general tampoco se les da bien a ninguno de los equipos de la Primera División.


FC Barcelona tratará de recuperarse de la última derrota…


Una última jornada antes de la Copa de España con unas características que enmarcan este partido para nosotros: Que el FC Barcelona Lassa venga de perder en Cartagena y aún mas jugándose la segunda plaza nos da a entender que no será un partido más para ellos si quieren recuperar esa  posición y llegar con buenas sensaciones a la Copa de España. Además recuperan a todos los lesionados que tenían para este partido por lo que el factor sorpresa lo hemos perdido.


Esperamos a un FC Barcelona Lassa muy agresivo…


En cuanto al partido propiamente dicho, está claro que nos encontraremos a un FC Barcelona Lassa muy agresivo y con la idea de que no nos encontremos cómodos en la pista y que además habiendo recuperado a a todos los jugadores pues nos encontraremos a un bloque sólido y con mucha pegada. Una pegada que significa que si no estás fino y concentrado a nivel defensivo, el partido se pueda romper en cualquier momento y te quedes sin la posibilidad de llegar con opciones al final del partido.


Tan solo cinco puntos de separación en la clasificación…


Todo ello nos da muestras de que será un partido muy complicado y en una pista muy difícil, pero también es verdad que nosotros llegamos con muy buenas sensaciones tras haber trabajado muy bien durante el parón de la Eurocopa para poder encarar este dificilísimo mes que teníamos por delante, sin olvidarnos que nos separan ahora mismo tan solo cinco puntos en la clasificación cuando a estas alturas de temporada normalmente solemos estar distanciados del trío de arriba por encima de los 15 puntos.


En busca de una nueva sorpresa…


Por todo ello vamos con la ilusión de hacer un buen partido, de intentar mejorar las sensaciones que nos solemos traer del Palau, y porque no, intentar ponerles las cosas muy difíciles y dar una nueva sorpresa. En definitiva, un partido donde nuevamente necesitaremos nuestro mejor nivel si queremos tener alguna opción.