Jaén Paraíso Interior FS Cadete A 5-6 Andújar

Apasionante final la que se vivió esta tarde en el Pabellón “La Juventud” de Martos entre nuestro Cadete A y el Andújar. Una mitad para cada equipo y un final de infarto hizo el deleite de los presentes. Con el resultado final de cinco a seis, Andújar se llevó la Liga.

El encuentro comenzó con la importancia propia de una final. Los chavales, acostumbrados de disputar encuentros de este calibre apenas acusaron los nervios, practicando un buen fútbol sala desde el principio. Sobre el minuto 11, Álvaro se hacía un hueco y marcaba el primer tanto de la final. El partido continuó, dejando detalles por ambas partes.

Andújar también llegaba a nuestra área y en el minuto 22 culminó el empate tras una jugada combinativa. El descanso estaba cerca pero hasta el último segundo todo es posible. Al igual que en la final del Juvenil A, gol en el minuto 25 obra de Serrano. El resultado al descanso era de dos a uno y las sensaciones aún mejores.

A la vuelta de vestuarios, trepidante segunda mitad la que se viviría sobre el parqué de “La Juventud” de Martos. Tres minutos más tarde de la reanudación, Luque conseguía disparar y anotar para aumentar la distancia a dos goles. A raíz del tres a uno, excelente reacción de Andújar para empatar el encuentro en tres minutos.

La final volvía a estar igualada y las fuerzas muy parejas. Nuestro Cadete A mostraba todo el trabajo realizado durante la temporada y Andújar obtenía una alta efectividad en cada llegada. En apenas un minuto, dos ocasiones de Andújar que se transformaron en gol. Los nuestros le tocaban remar a contracorriente por primera vez en el encuentro.

Un gol de Álvaro desde el doble penalti animó esas esperanzas, que rápidamente fueron respondidas por el sexto de Andújar. El corage de los nuestros les impedían bajar los brazos y tras conseguir el quinto, obra de Álvaro, fueron como rayos a la épica. Finalmente, Andújar aguantaría y conseguiría el título tras ganar por cinco a seis.

Para el Jaén Paraíso Interior FS sois los auténticos campeones con el respeto de un gran Andújar.