Bodegas Juan Gil Jumilla 2 – 6 Jaén Paraíso Interior FS

Foto: Nicolás Moreno

El Jaén Paraíso Interior FS obtuvo una victoria contundente en Jumilla en un encuentro que tuvo controlado en todo momento y que estuvo animado desde las gradas por los más de 30 aficionados desplazados desde Jaén para animar a su equipo.

La primera parte dejó a las claras que pese al papel de favorito el Jaén Paraíso Interior FS no había ido de paseo a Jumilla. Nada más comenzar el choque los de Dani Rodríguez impusieron el rítmo que le interesó al juego y esto no tardó en dar sus frutos. Con la elaboración característica de los jienenses, poco a poco Thiago Soares empezó a tener trabajo y de hecho en la primera que tuvo Mauricinho se inauguró el marcador.

La recibió de espaldas, escorado a la derecha el jugador brasileño del Jaén Paraíso Interior FS y la envió a la cepa del poste derecho para hacer el primer tanto del choque. No se detuvo ahí el dominio jienense que fue bastante claro en el primer tiempo. Amasaron las jugadas con la calma de quien sabe que tiene potencial para hacer muy buen fútbol sala y con una presión alta que les hizo ser dueños y señores de la pelota.

No tardó por tanto en llegar el segundo tanto del choque. Ya había podido hacerlo antes el ala madrileño del Jaén Paraíso Interior FS, ya que había estrellado un balón en el travesaño, pero tuvo que esperar hasta el ecuador del primer tiempo Javi Alonso para anotar el segundo gol de los suyos. Cada tanto cayó como una losa en un conjunto jumillano que está pasando por mil y una dificultades esta temporada.

La presión era asfixiante de los jienenses y con el paso de los minutos se incrementó el dominio visitante. De hecho solo las reiteradas y magníficas intervenciones de Thiago Soares evitaron que el marcador fuese mucho más abultado. No pudo impedir pese a ello el portero brasileño el espectacular gol de Solano. Por más que le vemos esa jugada al cordobés no deja de sorprender.

Se perfiló el pivot a su izquierda y con la zurda la reventó a la escuadra para firmar el tercero. Parecía todo encarrilado pero lo cierto es un tanto de Fernández justo antes del descanso dio alas a unos jumillanos que en el segundo tiempo mostraron una mejor versión. Tuvieron buenos minutos ocasiones para haberse puesto a uno en el marcador pero, cuando peor lo estaba pasando Jaén, apareció Campoy para recuperar un balón en zona alta y cederlo al segundo palo donde Dani Martín no perdonó.

Pese a dicho tanto, volvería a meterse en el encuentro un Jumilla que desde el punto de penalti (en una acción que supuso además la quinta falta jienense) consiguió recortar distancias por mediación de Samu. Apenas tuvieron tiempo de disfrutar el gol los murcianos que vieron como en la siguiente jugada, con un punterazo raso, volvía a aumentar la renta en el luminoso.

Sacó portero-jugador Gea pero con ello lo único que logró fue recibir la sentencia ya que Campoy, que tuvo alguna que otro oportunidad más, la pegó desde campo propio para acabar cerrando un partido que aun así pudo ver algún gol amarillo más.