Jumilla FS 5 – 7 Jaén Paraíso Interior FS

dsc_0027De infarto el final del Jumilla FS – Jaén Paraíso Interior FS de los octavos de final de la Copa del Rey. A falta de catorce segundos del final un gol de Solano forzó una prórroga en la que acabó imponiéndose el conjunto jienense en gran parte gracias al mejor estado físico de la plantilla.

El choque comenzó de la peor forma posible para el equipo de Dani Rodríguez. La batuta era para los amarillos pero el peligro lo atesoró en los primeros compases el conjunto blanquiazul. De hecho Lineker consiguió adelantó a los suyos en un mano a mano ante Didac que puso en la cepa del poste izquierdo de la portería jaenera. Desde el tanto local el dominio de los jaeneros se hizo mucho más evidente y lo intentaron por todos los medios posibles unos amarillos que encontraron en Thiago Soares, el cancerbero de los jumillano, y en los postes sus principales trabas.

Hasta seis veces estrellaron los jienenses el balón en la madera y fue imposible seguir la cuenta de la intervenciones de mérito que hizo el arquero murciano. Pero no desistió Jaén ni mucho menos y eso que las cosas se pusieron muy cuesta arriba. Más aun cuando Raúl Gómez encontró un balón en el segundo palo y lo introdujo en la portería de Dídac.

dsc_0046

Este segundo gol sirvió de revulsivo a unos jaeneros que subieron el pistón y no tardaron en verle fruto a su esfuerzo. Balón arriba de Dídac, Mauricinho que saltó a peinarlo y logró introducir el balón en la meta de Jumilla. La diana reafirmó las convicciones jienenses y, una vez abierta la senda, estos se pusieron a andar con una acción detrás de otra. Apretaron de lo lindo los hombres de Dani Rodríguez encontrándose como obstáculo la espectacular actuación de Thiago y los malditos postes.

Justo cuando más cerca parecía el tanto del empate llegó justo el contrario. Se repitió la jugada del balón en largo del portero que acaba en el corazón del área solo que, en vez de ser esta vez en propia puerta, sería Raúl Gómez el que conseguiría anotar de nuevo. Se fueron dos abajo los jienenses al descanso y a la vuelta de él ya se vio que la efectividad había cambiado de bando.

Fueron más incisivas las llegadas jienenses y más acertadas su ejecuciones. La circulación del balón se hizo más veloz y con el paso de los minutos lo extraño resultaba que estuviesen llegando los goles. Cuando estos aparecieron lo hicieron de una forma sorprendente: a favor de Jumilla. En esta nueva ocasión fue en un contragolpe y acabó siendo Ary Neto el que la mandó al fondo de la red, lo que él no sabía es que ese tanto atraería un aluvión amarillo difícil de frenar.

En la siguiente jugada Felipinho, con la zurda y desde la banda izquierda consiguió recortar distancias en el luminoso, y Mauricinho apenas unos minutos después también tiró de siniestra para mandar un misil que acabó siendo el cuatro a tres. La dinámica y las sensaciones apuntaban a un inminente empate jaenero pero, siguiendo la tónica que se estaba viendo en el choque, fue Jumilla quien marcó aprovechando la superioridad numérica generada por la expulsión, por roja directa y rigurosa, que vio Boyis. Menos mal que la fe de la capital del Santo Reino es complicada de quebrantar y, a pesar de que restaban menos de cinco minutos para concluir, llegaron los goles.

El cuarto lo firmó Dani Martín haciendo portero-jugador y, cuando parecía que los segundo se escurrirían del marcador sin que llegase el quinto tanto jaenero, Solano en el segundo palo (sirviéndose de la superioridad generada por la expulsión de un jugador jumillano) anotó a falta de catorce segundos desatando la locura en la expedición jienense.

Ya al final del tiempo reglamentaria se había visto que la superioridad física de los jugadores del Jaén Paraíso Interior FS era notable. Pudo constatarse en la cantidad de ocasiones de gol y en la facilidad con la que los jaeneros encontraban peligro. Por eso a nadie extrañó que la prórroga fuese prácticamente un monólogo amarillo. Al final de la primera parte de la misma, Dani Martín consiguió poner por primera vez en el partido a los suyos por delante.

Fue entonces cuando cargaron con todo, dejando su portería desguarnecidad los murcianos durante toda la segunda mitad. Fueron pasando los minutos sin que Dídac se viese especialmente incomodado y, para evitar sustos in extremis, Solano consiguió hacer la sentencia desde campo propio cuando aun restaban unos pocos segundos en el marcado. Al final cinco a siete y el Jaén Paraíso Interior FS que ya espera rival en los cuartos de final de la Copa del Rey.

 

FICHA TÉCNICA

Bodegas Juan Gil Jumilla: Thiago, Lineker, Abraham, Everton y Raúl; Lucas, Ary Neto, Poti y Bolívar.

Jaén Paraíso Interior FS: Dídac, Campoy, Mauricio, Boyis y Mauricinho; Solano, Felipinho, Javi Alonso, José López, Víctor Montes y Dani Martín.

GOLES: Lineker 3’ (1-0); Raúl Gómez 8’ (2-0); Jumilla p.p 11’ (2-1); Raúl Gómez 20’ (3-1); Ary Neto 26’ (4-1); Felipinho 26’ (4-2); Mauricinho 28’ (4-3); Bolívar 35’ (5-3); Dani Martín 35’ (5-4); Solano 40’ (5-5); Dani Martín 43’ (5-6); Solano 46’ (5-7).

AMONESTACIONES: Los colegiados González Ruano y Delgado Sastre del comité valenciano amonestaron a Lucas (16’) y Lineker (24’ y 37’) de Bodegas Juan Gil Jumilla y a Boyis (34’ Roja Directa) y Felipinho de Jaén Paraíso Interior FS.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a los Octavos de Final de Copa del Rey que enfrentó al Bodegas Juan Gil Jumilla y Jaén Paraíso Interior FS con el resultado final de 5-7 . El encuentro tuvo lugar en el Pabellón Carlos García Ruíz de Jumilla ante 200 personas aproximadamente.