Jaén Paraíso Interior FS 4 – 1 Jumilla FS

destacada-jumilla-bedmar-primera-amistosoEl Jaén Paraíso Interior FS sigue con su trayectoria impecable de pretemporada. Esta vez fue la localidad de Bedmar la que acogió el encuentro entre los jienenses y el Jumilla FS, también de Primera División.

Salió avasallador el Jaén Paraíso Interior FS que en los primeros minutos encerró a los murcianos en su área. Solo Juan Antonio evitó, con tres intervenciones de categoría en los tres primeros minutos. Mauricio probó en un mano a mano y Boyis lo tuvo todo a favor para anotar, pero no llegaba el tanto que estaban buscando los jienenses. Solano se encontró primero con el poste y después de nuevo con Juan Antonio para constatar que las ocasiones estaban ahí pero la diana se resistía.

Entró en bonus el equipo murciano en el ecuador del primer tiempo y, en una jugada en la que pareció que los colegiados señalarían el doble penalti a favor de Jaén, llegó el tanto visitante. Fue Raúl Gómez el que empujó el balón a la portería jaenera. Menos mal que Campoy devolvió el empate apenas dos minutos después. Robó cerca de la portería rival el catalán y tiró de puntera para batir por bajo al cancerbero del Jumilla.

Pudo culminar la remontada Chino en el mismo minuto, pero Juan Antonio detuvo el doble penalti del albaceteño. De nuevo Campoy arrancó las ovaciones de la grada con un disparo al poste y un nuevo envío en el rechace que exigió la mejor versión del arquero jumillano. No pudo ninguno de los equipos variar el uno a uno antes de que llegase al descanso.

El arranque del segundo tiempo fue parecido al primero, con los de Dani Rodríguez volcados en el campo contrario. Fruto de ese dominio llegó un derribo sobre Mauricinho dentro del área. Penalti a favor de Jaén y el pivot carioca que no perdonó la pena máxima. El gol dio tranquilidad y el dominio local se hizo todavía más evidente. Solano hizo el tercero en una jugada de estrategia que salió a la perfección y, después del tanto del cordobés, el choque se tranquilizó.

Aitor arrancó los aplausos de su público paisano rozando el gol en varios disparos y casi se cae el pabellón cuando fue sustituido por Ginés. Pudo recortar distancias el Jumilla FS pero Dídac, que hizo una formidable actuación, detuvo el doble penalti del que dispusieron los murcianos. Sacaron portero jugador los visitantes y contestó con la misma estrategia Dani Rodríguez. Gracias a esta llegó el gol de factura más bella del partido. Jugando de cinco llegó el balón a Solano que, de espuela, hizo el gol desde casi la línea de fondo. La ovación del cuarto gol cerró el partido.