destacada trofeo del olivoEl Jaén Paraíso Interior FS ganó la quinta edición del Trofeo del Olivo imponiéndose por cuatro a uno a la selección de Vietnam, que prepara su participación en el próximo Mundial de Colombia. Los de Dani Rodríguez se mostraron muy superiores en durante todo el encuentro aunque los asiáticos plantaron cara en el segundo tiempo.

Mejor no pudo arrancar el asunto para los jienenses. Nada más comenzar pudo verse que la batuta del encuentro la llevarían ellos y, sin apenas darle tiempo a los rivales para que se asentasen sobre la pista, llegó el primer mazazo. Lo ejecutó Mauricinho quien, casi desde el córner, se sacó de la manga un zapatazo que sorprendió al guardameta vietnamita, entrando por la escuadra convirtiéndose en el primer tanto del partido.

Tras el gol siguieron noqueados los asiáticos que pudieron recibir algún tanto más en los primeros minutos. Pasaron el aluvión y, cuando se acercó el ecuador del primer tiempo y parecía que comenzaban los visitante a encontrarse más cómodos, llegó el segundo tanto del choque. Lo hizo José López empujado a placer un contragolpe que llevaron a la perfección el capitán, Felipinho, Javi Alonso y Dani Martín.

Siguió el dominio de los jaeneros y el siguiente que hizo a los espectadores levantarse de sus asientos fue Aitor, quien convirtió un saque de esquina en un precioso zapatazo a la escuadra. El cuarto vino justo a continuación cuando Chino robó un balón y salió como un exhalación hacia la portería contraria. Definió con un sutil toque de puntera que desvió el esférico a gol y conllevó la correspondiente ovación.

Con el cuatro a cero se llegó al descanso, no sin que antes hubiese tiempo para que Solano pusiese un «¡oh!» en la grada con un disparo de espuela que solo pudo repeler el palo. Todo lo contrario que el comienzo del segundo tiempo en el que la selección nacional de Vietnam salió como un torbellino que detuvo Dani Cabezón sacando su mejor repertorio.

Consiguieron los jienenses tranquilizar el fuerte arranque de los de Bruno García pero no conseguían llegar con tanta fluidez a zona de ataque. En esas que los vietnamitas usaron la estrategia para inaugurar sus marcador en una jugada de saque de banda. El gol hizo Vu con un disparo imposible para Dani Cabezón. Volvió el partido a una senda natural más tranquila y retornaron las acciones ofensivas de los jienenses aunque no con tanta mordiente como en el primer tiempo.

Fueron pasando los minutos y el calor y el cansancio hicieron mella en ambos equipos, que no se mostraron con tanta chispa al final del choque. Eso hizo que ni el portero jugador de los asiáticos ni el buen hacer de los jaeneros consiguiesen mover un marcador que rezó cuatro a uno cuando sonó la bocina final.