El Jaén Paraíso Interior Fútbol Sala quiere apoyar la candidatura del paisaje del olivar como Patrimonio de la Humanidad, que promueve la Diputación Provincial de Jaén y en la que también respalda diversas organizaciones agrarias como Asaja, COAG, UPA y la Federación Andaluza de Cooperativas Agrarias.

Nuestro Club, es consciente que más allá de la riqueza económica que deja el olivo en nuestra provincia, el ciclo de vida del olivar, marca el devenir cotidiano de la mayor parte de los jiennenses, cuya renta depende un 90% de la producción.

La historia de la provincia de Jaén está ligada de manera inseparable a este árbol milenario, no en vano el olivo es el fruto en torno al que gira desde hace milenos, probablemente desde que lo trajesen fenicios y griegos y los consolidasen los romanos, el tesoro de nuestra tierra: el aceite. Tampoco no podemos olvidarnos que este cultivo también ha servido durante siglos para elaborar muchos otros bienes derivados, como jabón, muebles, galletas y mantecados.

El patrimonio oleícola está formado por diversos elementos, como la arquitectura, la arqueología, la historia del arte, la flora, la fauna, los utensilios, las expresiones y las manifestaciones culturales, a través de refranes, canciones populares, literatura, gastronomía y artesanía.

Para ello, el Jaén Paraíso Interior Fútbol Sala va a trabajar y aportar nuestro granito de arena para que el paisaje del olivar sea reconocido por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad por las muchas singularidades que lo componen, el paisaje único, la flora, la fauna o la cultura milenaria que surgió alrededor del cultivo del olivo y de la producción del aceite de oliva.