equipo bailen

Segunda victoria del olivo mecánico en su segundo partido de pretemporada. Esta vez la víctima de los amarillos fue el Bailén 2008 FS que hizo un digno papel ante el actual campeón de España. Cuatro a siete fue el resultado final. Los goles de los locales los anotaron Manuel, David y Ché (x2). Por parte del Jaén Paraíso Interior FS los goleadores fueron Emilio (x3), Víctor Montes (x2), Eloy y Boyis.

Esta vez no hubo sobresaltos iniciales. El Jaén Paraíso Interior FS salió con la intensidad necesaria para llevarse el partido de calle. En el primer minuto ya ganaban los de Dani Rodríguez con una diferencia de dos goles. Eloy anotó apenas transcurridos 30 segundos y Emilio marcó su primero cuando se llegó al minuto de juego.

Con el marcador a favor y el resto del encuentro encarrilado comenzaron las pruebas por parte de los amarillos. Víctor Montes destacó anotando el tercero y demostrando las ganas que tiene de hacerse un  hueco en los planes de Dani Rodríguez. Carburó, y de qué manera, la sala de máquinas de los jienenses durante los primeros veinte minutos. Antes del paso de vestuarios dio tiempo a que Buendía completase su hat-trick personal, lo que lo convierte en el máximo goleador de su equipo en lo que va de pretemporada.

Tras el paso por vestuarios siguieron las probaturas. Minutos para Ginés y Fernando Morales, que desmostraron que el Jaén Paraíso Interior FS puede confiar en su cantera. Hubo momentos para el portero jugador, los ensayos de la estrategia y también para que el numeroso público local disfrutase de los goles de los suyos. David anotó nada más comenzar el segundo acto para los bailenenses a lo que Víctor Montes contestaba con el sexto para el Jaén Paraíso Interior FS.

Boyis demostró el enorme estado de forma en el que se encuentra firmando el segundo en su cuenta personal esta temporada y hasta aquí los goles de los amarillos. Turno para el Bailén que vio como en un minuto Ché fue capaz de lograr un doblete y cómo Manuel, a falta de cinco minutos para el final, consiguió poder decir el resto de sus días que él había conseguido batir al portero del campeón de España.